Lo oculto (2014)

Hace unos años publicaba en mi blog unas fotografías enmarcadas bajo el título de "lo oculto". Eran dos fotografías fortuitas, esas que te encuentras de repente. No se si por el azar o por el ojo fotográfico que ve más allá de lo aparente. Al fin y al cabo tan sólo eran dos fotografías en las que se manifestaba más o menos oculto algo patente, bien por el desgaste del tiempo o por el desuso y abandono de un tiempo mejor.

Después de esto, la cosa no quedó sólo en estás dos anécdotas, he estado, y espero seguir con el empeño, dándole vueltas para buscar y encontrar "lo oculto", de alguna manera.

El trabajo de estos meses ha cursado por varios derroteros... la crisis, las bajeras o lonjas sin preparar con su puerta misteriosa, las pintadas borradas, las fachadas que ocultan el interior, los árboles de las ciudades, ... todo un discurrir de fotografía urbana.

Es un trabajo de "lo oculto". He buscado cerca, por los barrios de mi ciudad -Pamplona- cosas ocultas a primera vista, aderezadas con las sombras cercanas de las primeras luces invernales. Sombras suaves. Reflejos luminosos.

El trabajo de momento se puede dividir en pequeños grupos donde las fotografías tienen una afinidad mayor entre ellas. Encontramos reflejos de luces furtivas, sombras que se hacen presentes pero que tarde o temprano desaparecerán de la escena, edificios antiguos de piedra y modernas construcciones de cemento, colores y lugares apagados, sombras, muchas sombras. Sombras definidas y sombras discretas. Sombras que dicen y sombras que sugieren. Y escritos, pintadas y grafitis, y pintura que todo lo borra y oculta definitivamente una y otra vez.

Es un trabajo que mira un poco más allá de la propia epidermis de las fachadas de la ciudad. Quiere buscar esa vida que se va rozando cada día. Y que en su roce algunas veces deja su huella que casi siempre otros se empeñan en tapar, en ocultar.

Es una fotografía directa en la que nunca he pretendido mas que mirar descuidadamente la escena y llevármela.

Además me atrevería a decir, yo de mi mismo, que esta serie fotográfica toma un rumbo diverso de las series anteriores, es más natural y, por ello, menos intervenida. Es tal cual.